- Sustentos teoricos para el diseno de espacios verdes - Aprender - Puro Paisajismo | La vida es mas linda con plantas

Sustentos teóricos para el diseño de espacios verdes.

Lineamientos para elaborar un plan.

2020-10-24 | Puro Paisajismo

Compartir

El desarrollo de proyectos paisajísticos con un sustento teórico requiere la combinación de diferentes disciplinas, ya que no hay referentes específicos que hayan dejado lineamientos a partir de los cuales elaborar un plan de aplicación.

Si bien cada diseño se hará en función de las necesidades y gustos de quienes utilizarán el espacio, hay una serie de conceptos que permiten abordar cada problemática de manera particular, realizando diseños sustentados a partir de conceptos teóricos.

En el área de la arquitectura se encuentran numerosos autores que han trabajado sobre el sustento teórico de las obras, y que en algunos casos podrían ser aplicables para el diseño de espacios verdes.

En la década de 1920, en la escuela de diseño Bauhaus se han desarrollado numerosas teorías que lograron gran aceptación en el ámbito del diseño.  La frase célebre de Mies Van der Rohe “menos es mas” buscaba la síntesis más pura en los diseños, limitándose a la utilización de formas geométricas simples, para facilitar la producción industrial en serie. Si bien el diseño del paisaje quedó relegado en parte por no poder adaptarse a una producción industrial, la síntesis de formas alcanzada ha tenido gran influencia en la obra de numerosos paisajistas del movimiento moderno.

Otra base de gran importancia la constituyen las leyes de la percepción, desarrolladas por los psicólogos de la Gestalt a comienzos del siglo XX, y al igual que las de la Bauhauss proponen leyes aplicables a las diferentes ramas del diseño. De esta manera trabaja con conceptos de morfología y color, elaborando una serie de leyes elaboradas a partir de la percepción humana. Algunas de ellas son la ley de cierre, de semejanza o proximidad.

Una diferenciación conceptual importante en el tipo de diseño se puede definir entre aquellos espacios que buscan imitar un entorno natural, para lo cual se utilizarán formas curvas e irregulares, con agrupaciones aleatorias de especies, y aquellos donde la intervención humana queda claramente expresada, más utilizado en diseños de estilo modernos, donde predominan las líneas rectas y la disposición de especies se hace de manera agrupada y más ordenada. Además cada especie nos transmite sensaciones particulares, por sus formas y colores, y por los ambientes a los que las tenemos relacionadas. Así las diferentes variedades de coníferas (pinos) nos remiten a lugares estáticos y de gran tranquilidad, por su frecuente utilización en cementerios. Otras, como el sauce llorón (Salix babylonica) nos transmiten sensaciones de calma, por su gran adaptación a lugares cercanos al agua.

Los diseños pueden utilizar otros conceptos relacionados con la forma y el color, que están influenciados por cuestiones culturales. Estos son los que relacionan a los diferentes tipos de usos con determinadas formas o colores. Por ejemplo las formas rectas y los colores fríos, como el azul, con usos estáticos, como un sector de estar, y las formas curvas y sinuosas y los colores cálidos, como el rojo y el amarillo con situaciones más dinámicas.

Además cada color nos remite a una sensación particular, y a partir de ellos podremos evocar diferentes tipos de sensaciones en quienes los perciben. Así por ejemplo el verde es el color del equilibrio, dando sensaciones de paz y tranquilidad, y el azul nos brinda sensaciones de amplitud.

Por otro lado la historia personal de cada individuo influye en su percepción, tiñendo los espacios a partir de sus experiencias vividas. Es por ellos que es de suma importancia trabajar en etapas donde el diseño surja a partir de un trabajo en conjunto entre el profesional y los propietarios, elaborando diseños que respeten sus gustos y necesidades, además de responder de manera estética y original a los diferentes usos del lugar.

empecemos

algo nuevo